Historia del Banco: Dutch Passion

Dutch Passion es un banco de semillas creado en 1987

Hoy toca repasar la historia del banco Dutch Passion. A este banco se le atribuye ser uno de los pioneros en la obtención de semillas de marihuana feminizadas durante la década de los 90. Gracias a esto, este banco de semillas goza de mucha popularidad en el mercado de semillas de marihuana actual. Pero el mérito de Dutch Passion también se debe a la investigación y obtención de nuevas variedades de Cannabis de la mejor calidad.

Banco de Semillas Dutch Passion: Historia

La historia de Dutch Passion se remonta a 1987, año de fundación de la casa. Detrás de este banco de semillas se encuentra Henk van Dalen, un entusiasta de la marihuana que comenzó a recolectar y cultivar semillas de Cannabis en la década de los 70. En aquellos momentos, van Dalen era un estudiante de biología en la Universidad de Ámsterdam, ciudad que importaba marihuana de todas las partes del mundo.

A las manos del joven Henk llegaron ejemplares de Cannabis procedentes de África, Asia, América… Todo ello permitió al fundador de hacerse con una completa reserva de variedades de marihuana internacional. Como se podrá deducir, esta reserva de plantas se convirtió en los cimientos de las primeras variedades obtenidas y comercializadas por Dutch Passion.

Para ello, Hank cultivó ejemplares de estas semillas y llevó a cabo procesos de selección genética para quedarse con los ejemplares más estables, potentes y productivos. Pese a que en un comienzo los medios de cultivos disponibles en los Países Bajos no eran muy avanzados, Hank logró perfeccionar sus técnicas y a base de la selección de los mejores ejemplares y el cruce de estos, logró unos estándares de calidad que rápidamente superarían a los de la marihuana que se importaba en Ámsterdam.

Fue durante el despegue del cultivo doméstico de marihuana, entre finales de los 80 y principios de los 90, cuando los coffeeshops holandeses pudieron a comenzar a abastecerse de marihuana cultivada localmente. Pese a que las técnicas todavía podrían pulirse, los mejores breeders como Hank ya disponían de una bodega repleta de genéticas estables con propiedades y características diferentes.

En el año 1997 es cuando Dutch Passion escribe uno de los párrafos más importantes de la historia del cultivo de marihuana. De esta forma, Dutch Passion fue uno de los primeros bancos de semillas en ofrecer semillas de marihuana feminizadas a sus usuarios. Esto, sumado a la proliferación de equipos de cultivo como luces de interior, ayudó a la democratización del cultivo de marihuana para todos.

Dutch Passion en la Actualidad

Dutch Passion se mantiene fiel a su esencia holandesa y sigue contando con su base central de operaciones en Ámsterdam. Hoy en día, Dutch Passion cuenta con un enorme equipo de breeders e investigadores que trabajan para la optimización de sus mejores cepas y la obtención de nuevas variedades de semillas de marihuana, tanto feminizadas, como su línea Dutch Passion autoflorecientes.

Pese a que Dutch Passion opera desde Holanda, en la actualidad su equipo está repartido por delegaciones repartidas por todo el mundo. Al fin y al cabo, este banco de semillas surge gracias a las mejores variedades internacionales, por lo que tiene sentido que cuenten con presencia en Europa, Rusia, Sudamérica, Estados unidos y Canadá.

Dutch Passion ha llevado a cabo uniones estratégicas con sectores importantes de la marihuana medicinal, suministrando sus semillas y colaborando con la obtención de nuevas variedades de marihuana medicinal. De esta forma, en la actualidad, Dutch Passion cuenta con acuerdos en Estados Unidos, Canadá y América del Sur, con el fin de abastecer las demandas de marihuana terapéutica medicinal.

En definitiva, Dutch Passion ha tenido un papel muy importante en la industria cannábica al ser uno de los pioneros en la producción de semillas de marihuana feminizadas. Hoy en día disfrutamos de facilidad a la hora de cultivar Cannabis de forma doméstica gracias a la labor de visionarios como Henk, que llevaron la investigación del Cannabis al siguiente nivel gracias a sus trabajos.

Mejores Variedades de Semillas de Dutch Passion

Dutch Passion produce semillas para todos los gustos: Dutch Passion feminizadas, autoflorecientes y regulares. Para consultar todos los hitos cannábicos de este banco de semillas, te invitamos a leer los siguientes párrafos donde te presentamos 3 de las variedades de Dutch Passion más populares:

Blueberry

La Blueberry es una marihuana dulce con efectos potentes.

La Blueberry ha conquistado los corazones de los cultivadores desde su presentación en la década de los 90. De hecho, se trata de una de las variedades más legendarias de Dutch Passion y su origen exótico todavía engrandece más la leyenda. Es la marihuana favorita de los más golosos, por su sabor dulce repleto de notas frutales. Y es una Índica de fácil de cultivo muy potente, hecho que la hace atractiva tanto a cultivadores noveles como expertos.

Detrás de la Blueberry se encuentra el también legendario breeder Dj Short, quien en 1998 presentó esta variedad con la coloración de Dutch Passion y junto a otras variedades de la conocida como familia azul: Blue Velvet, Blue Moonshine, Flo y Blue Heaven.

Hoy en día, la Blueberry se utiliza para obtener nuevas variedades de primera calidad y adaptadas a sus tiempos. Entre ellas, podemos encontrar cepas tan populares como la Blue Dream. La Blueberry sigue siendo la favorita de muchos cultivadores por su fuerza, resistencia y ese ligero toque sativo que hace que los colocones sean más alegres y estimulantes.

Mazar

Mazar es una de las variedades más populares de Dutch Passion

Las semillas de marihuana Mazar son otro de los buques insignia de Dutch Passion. Cuenta con tantos seguidores como premios Cannábicos y se trata de una de las primeras cepas que este banco de semillas consiguió durante sus trabajos en la década de los 80. Para ello se combinaron 2 cepas muy resistentes, como es el caso de la Skunk #1 y una variedad afgana seleccionada por su buen comportamiento.

Es una planta corta, perfecta para cultivos pequeños, por lo que casa perfectamente con un huerto de marihuana interior. El objetivo de la creación de esta variedad era introducir una semilla que diera lugar a plantas resistentes, potentes y fáciles de cultivar. No resulta extraño que la Mazar siga siendo uno de los éxitos de venta más rotundos de Dutch Passion.

De hecho, al igual que o curre con la Blueberry, la marihuana Mazar se utiliza para la obtención de nuevas cepas de última generación, ya que fue una de las primeras variedades que Dutch Passion comercializó en formato feminizado. Todo ello, se complementa con una producción exagerada de resina, lo que la convierte en la favorita de muchos para hacer extracciones.

Euforia

La Euforia es una variedad estimulante de marihuana de Dutch Passion

Frutos de sus trabajos con la familia de marihuana Skunk durante la década de los 90 y resultado del programa de reproducción llevado a cabo por Dutch Passion en 1996, surge la variedad Euforia, una de las cepas más especiales de este banco de semillas por muchas razones. En primer lugar, destaca su facilidad de cultivo y enormes rendimientos, lo que ya es un aliciente importante para cualquier cultivador de indoor.

Además, esta variedad se distingue de otras cepas de Dutch Passion por incorporar efectos psicoactivos más eufóricos. Este tipo de efectos son más apropiados durante el día, para llamar a las musas, ser más extrovertido. Todo ello, con la esencia Skunk, por lo que es una marihuana que tampoco deja a su consumidor despierto de puro colocón sativo.

Se trata de la variedad favorita de los amantes de las variedades Skunk de la vieja escuela, de la década de los 90. Su aspecto y subidón son especiales y perfectos para aliviar el estrés y flotar en nube de felicidad. Además, su sabor Skunk es el perfecto compañero de viaje para la Euforia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *